A las políticas del turismo solo le faltaba el ingrediente del coronavirus

 A las políticas del turismo solo le faltaba el ingrediente del coronavirus

Por Guillermo Hemeroscopea

Desde el exterior y desde hace muchos años a Panamá se la ve, como un país turístico importante. Con sus islas, montes boscosos y paradisiacos, cargados de un perfume muy especial que junto con la flora y la fauna, el color multicolor de sus plantas y flores tropicales la hacen única.

Pequeñas  y grandes empresas y empresarios  vieron grandes oportunidades de inversión, eso era hace años, porque con las políticas trasnochadas de nuestros gobernantes,  quizás huyendo de la etiqueta de “paraíso fiscal”, presionados por USA, Europa y demás estados y países del mundo, se ven obligados a la aplicación de normas y medidas que ya no son de interés para nadie,  incluso para el panameño.

Muchos jubilados de todo el mundo compraron apartamentos para pasar sus vacaciones aquí, incluso muchos de ellos se quedaron a vivir en diversos puntos de Panamá , inspirados por la tranquilidad buenas costumbres, la gastronomía ,los sabores y ritmos caribeños les endulzaron la vida en los primeros años, porque después, todos,  unos y otros , se dieron cuenta que esto no es lo que les prometieron o no cómo creyeron que podía .

Los bancos escrupulosos en operaciones, que se les antojan dudosas, dudosas y no dudosas, hasta para abrir una simple cuenta de ahorro se demoran hasta veinte días.

Las inversiones han caído un 80%, el turismo prácticamente es inexistente, la Zona libre de Colón en total ruina , cada día cierras más empresas , aeropuertos que no se utilizan después de unas inversiones importantes, la falta de seguridad y la economía sumergida hacen de Panamá , que ya no sea un país recomendado ni recomendable , y sinceramente es una verdadera lástima .

Panamá tiene de todo, hasta es bastión del narcotráfico que encuentra aquí un lugar idóneo para su impunidad , tienen entidades financieras que siempre se prestan al blanqueo y tráfico desde Colombia a USA , Canadá y Europa;  desde la época del General Noriega esto no a cambiado , con la clara excepción de la invasión militar estadounidense y su permanencia aquí.

Narcos y sicarios hacen lo que quieren y hasta en nómina tienen a ex policías,  incluso a los que aún desempeñan cargos importantes; eso es conocido y nadie pone remedio , y así este país nunca va resurgir y menos crecer y merman las aspiraciones por la falta de seguridad y por la falta de conciencia social así política, así como falta de amor a la patria y la ambición de poder económico hacen inviable ante cualquier estrategia en la promoción turística empresarial o de inversión , precisamente por la falta de seguridad que justifica, especialmente ,  la corrupción .

En trece años que llevo aquí esto va de mal en peor y no hay visos de un cambio radical a mejor, es como un cáncer o como una gangrena que penetra y acaba con todo .

Y si ya teníamos el escenario bonito, entra el coronavirus y nos pilla por sorpresa, por no decir, en paños menores, y se nos  acaban las aspiraciones a un cambio por el cambio prometido por Nito Cortizo. Que fue la gran esperanza después del boomerang de Varela.

Panamá está en quiebra técnica, por la falta de medidas serias responsables que erradiquen a los malos junto con el Covid-19  y que los buenos se conviertan en portadores de los genes capaces de levantar la gruesa losa de la incapacidad congénita.

Entonces que cabe hacer .? Pues en esos cónclaves políticos que llaman consejo de gobierno o consejo de ministros, el presidente debe exigir a sus ministros un plan de urgencia para salir del caos en el que están metidos. Estudiar cada propuesta y entregar su ejecución a expertos politólogos financieros y empresarios no ligados a lobbies incongruentes e imprecisos, y ponerse a trabajar de verdad, y para eso tiene que existir espíritu de FE patriótico y democrático, no pactar con nadie las soluciones y encargar  a la Asamblea Nacional un libro blanco que sea el guion  de las buenas prácticas capaz de generar la ilusión perdida , que no es fácil . Porque en Panamá es posible recuperar el tiempo perdido que presidentes como Juan Carlos Varela y otros por su nefasta gestión han dejado, pero para eso hay que cambiar la savia de nuestros mandatarios y gobernantes , y Nito Cortizo tiene que coger el toro por los cuernos, que demuestre que es realmente presidente de todos los panameños , por eso gano las elecciones , y que no sea solo presiente del PRD gobernando a criterio suyo personal a favor de aquellas pautas y criterio de sus asesores que están mal asesorados.

Recuerde esta frase: “ un grano no hace un granero pero ayuda a su compañero “

En las manos de los panameños están los destinos de Panamá. No busquen ganar dinero fácil, busquen ayudar al pueblo, y traten de mejorar la vida de sus conciudadanos, muchos, en la máxima pobreza , culturice a la población y obliguen a los jóvenes a acudir a clase y un exhaustivo control a las pandillas, creen un cuerpo o brigada especial policial que únicamente se encargue de la asociación de malhechores, extorsionadores y facilitadores a las mafias de narcos y delincuentes de cuello blanco .

Solo con medidas serias aplicadas por profesionales, Panamá podrá recobrar su esplendor y generar confianza en la comunidad internacional. Porque Panamá es posible.. ! Pónganse a trabajar!

aldiapanama

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *