¿Resolver el pago de pensiones o reestructurar el Seguro Social?

 ¿Resolver el pago de pensiones o reestructurar el Seguro Social?

La Caja de Seguro Social tiene tantos problemas que resulta inconveniente intentar resolverlos todos con un solo diálogo.

por Luis Alberto Díaz /Al Día Panamá 

El intento de solucionar los males que aquejan al Seguro Social dentro de las reuniones que transcurren es un ejercicio largo y desgastante, que reclamará de las partes un esfuerzo superior al acostumbrado. Tantos temas involucrados requieren el consenso de los actores y exigen voluntad, capacidad de dialogar y analizar, y, sobre todo, una visión clara de los problemas y sus soluciones alejada de las consabidas teorías ideológicas que suelen aflorar en estos casos.

Lo urgente y prioritario en el caso de la seguridad social panameña es el arreglo de los males que acarrea el programa de invalidez, vejez y muerte de la Caja de Seguro Social con el pago sostenible de las pensiones de quienes están incluidos en el subsistema de beneficio definido o reparto fijo. Lo lógico sería, por tanto, que las conversaciones se centrarán primero en este tema y una vez evacuado abrir un nuevo diálogo para el resto de los temas a tratar.

Buscar una solución viable implica, inexorablemente, una cuantiosa inversión de fondos que garantice el pago de las pensiones. Ese es el denominador común. Sabido esto, lo más razonable es que estado provea los fondos para crear un fideicomiso a un plazo de 30 años, por lo menos, para que su rendimiento ayude a cubrir el déficit del subsistema de reparto fijo. Al final de ese plazo, el estado recuperaría dichos fondos.

Aunque la solución al problema es compleja, la causa del mismo es simple. Al cerrarse la modalidad de beneficio definido también dejaron de ingresar nuevos cotizantes al subsistema de reparto fijo, lo que provoca que no haya quienes aporten cuotas suficientes para pagar las pensiones de los que se jubilan. A medida que se vayan jubilando los restantes participantes del antiguo sistema de beneficio definido este irá desapareciendo y no habrá quien aporte cuotas para pagar. Es por eso que deben conseguirse los fondos de nuevas fuentes o pagar las pensiones con el dinero del componente de reparto fijo del sistema mixto.

Los 10 años perdidos en las administraciones de Martinelli y de Varela, que decidieron no buscarle solución al problema de las pensiones, hoy pesan mucho. Tiempo valioso que se dejó pasar y que hace más costosa la solución hoy en día. Si el actual diálogo por el Seguro Social demora en dar una solución o fracasa, el asunto se pondrá peor.

Crear un fondo de fideicomiso es lo más sensato y viable en estos momentos, antes que los últimos cotizantes del subsistema de beneficio definido o reparto fijo se pensionen. Quedan aproximadamente 10 años para que eso ocurra, tiempo durante el cual se podría ir alimentando el fideicomiso para asegurar el pago de pensiones. Dependerá de la voluntad y la decisión del actual gobierno el tomar una decisión como esta.

 

Luis Alberto Diaz

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *