Facultad de Comunicación Social de la UNACHIl: 26 años forjando profesionales

 Facultad de Comunicación Social de la UNACHIl: 26 años forjando profesionales

Por: Elka Rodríguez  /   Docente Universitaria

El 27 de julio de 1995, se realizaron las primeras elecciones en la recién creada Universidad Autónoma de Chiriquí (UNACHI), dando cumplimiento al artículo 7 de la Ley 26 de 30 de agosto de 1994, para escoger a ocho decanos de las diferentes facultades. El Prof. David Acosta, salió electo como primer decano por el período de 1995 a 1998, el Prof. Fabián Cubilla G., fue el segundo decano desde 1998 a 2001 y del 2004 a 2008. El Prof. Heriberto Caballero, fue el tercer decano desde el 2001 a 2004 y del 2009 a 2014, el Prof. Manuel Solórzano, fue el cuarto decano desde el 2014 a 2019, y el Prof.  Rodrigo Serrano, es el quinto y actual decano de la Facultad de Comunicación Social por el período de 2019 a 2024.

Esta unidad académica empezó de cero, compartíamos un pequeño espacio con la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, no había construcciones físicas, ni equipo, ni mobiliario, ni materiales, que fue el período más difícil en la primera administración del profesor y periodista David Acosta, pero con trabajo constructivo y satisfactorio, logramos superar la situación de no tener nada, a tener un decanato, una oficina administrativa, una biblioteca especializada, una emisora universitarias, un laboratorio de fotografía, materiales, equipo y mobiliario. Los decanos alcanzaron logros académicos, administrativos, culturales y de extensión, que serían largos de enumerar.

Hoy la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Chiriquí, es competitiva, dinámica, unida, fortalecida y numerosa en sus tres estamentos, porque aprovechamos el tiempo, evaluando lo que hacemos, tomando tiempo para ver qué hemos hecho, corrigiendo los errores, modificando, actualizando la oferta, y aprendiendo de las muchas enseñanzas de la escuela de la vida.

Los exdecanos David Acosta, Fabián Cubilla G., Heriberto Caballero y Manuel Solórzano, asumieron una enorme responsabilidad durante su administración, tuvieron éxitos e inconvenientes. Se interesaron por la educación de la juventud, y ayudaron a formar varias generaciones de excelentes profesionales en las diversas áreas de la comunicación social. Es ardua la tarea de dirigir una facultad, y todavía es más oneroso el deber cuando ella sintetiza, como el caso de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Chiriquí, los apremiantes anhelos de los estamentos universitarios que conforman esta unidad académica en la confianza de una facultad transformadora. El decano Rodrigo Serrano, enfrenta el tiempo con responsabilidad, con advertencia y con fe, porque la fe es para resolver los problemas con acción.

La Facultad de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Chiriquí, a través de su cuerpo docente desde su creación en 1995, ha tenido una gran responsabilidad de preparar a excelentes profesionales con valores universales. Ha prestado atención al humanismo desarrollando en los estudiantes un espíritu de fraternidad, de ayuda hacia el prójimo, tener una permanente inclinación hacia la investigación, el conocimiento de los hechos, y de los acontecimientos tanto nacionales como internacionales, porque son fortalezas que deben formar parte de todo buen comunicador social. Investigar para avanzar, para dejar legados, para llegar a la verdad de las cosas y alcanzar la justicia. Esta unidad académica ha levantado generaciones maduras y nuevas con visión ante la vida, y que sostengan en alto sus aspiraciones y deseos de un futuro prometedor a través del esfuerzo y del estudio.

La pandemia mundial nos empujó a reemplazar las clases presenciales por las virtuales. La pandemia produjo la educación virtual, la preparación del estamento docente en cuanto al manejo de las plataformas y alteró el desenvolvimiento de las actividades presenciales. Pero, aun así, los profesores hemos sabido adaptarnos a la labor desde las plataformas donde nos reunimos y conectamos con los estudiantes; porque el proceso de enseñanza aprendizaje no puede paralizarse. Estamos comprometidos en la formación de ese ser humano de patria, que analiza, que piensa, que razona, que transforma, que reflexiona y participa con éxito en el progreso de la bella y productiva provincia chiricana y de nuestro país.

FACULTAD DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA UNACHI, A LA VANGUARDIA CON TRABAJO CONSTRUCTIVO EN FAVOR DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR.

– –   –   –  –   –   –   –    –

  • La autora, Elka Rodríguez, es docente universitaria y una profesional de pensamientos humanistas y visión futurista siempre su jornada de lucha por una universidad transformadora, reflexiva y científica dentro del campo intelectual. LA UNACHI siempre ha tenido una gran responsabilidad de preparar a excelentes profesionales con valores universales. 

 

aldiapanama

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *